Mantener tu Salud con ayuda de las Infusiones.

Reforzando el Sistema: Zumo de Zanahoria, Naranja y Jengibre

8

Un delicioso zumo de zanahoria con naranja y jengibre que nos ayudara a reforzar nuestro sistema inmune y aportar una gran cantidad de vitamina C.

Una gran receta como es este zumo que podemos preparar en solo unos minutos y así conseguir reforzar nuestro sistema.

Que contiene este zumo de zanahoria, naranja y jengibre

  • Pues bien como hemos dicho anteriormente este zumo tiene una gran cantidad de vitamina C
  • Pero también nos aporta vitaminas A y B
  • Es ideal para una dieta ya que es un desintoxicante natural  y por su saciedad
  • La naranja también nos aporta calcio, fosforo, magnesio y potasio
  • El jengibre nos aporta propiedades antiinflamatorias y energizantes
  • La zanahoria nos ayuda con el caroteno alfa y beta que este resultado nos aporta mayor cantidad de vitaminas A ideales para la visión y el buen funcionamiento del hígado
Zumo Vitaminico

Receta de este Zumo Vitamínico

  • 2 naranjas
  • 2 zanahorias
  • 1 vaso de agua (200ml)
  • 1 Cucharada de Jengibre rallado

El jengibre siempre natural, hoy en día es muy sencillo conseguirlo y dura mucho tiempo. DE esta manera conseguiremos mayores propiedades y beneficios, sin contar mejor sabor.

Pasos para Prepararlo

Como toda fruta o verdura que se a comer cruda, tenemos que hacer mucho hincapié en su lavado y desinfectado. Naranja, zanahoria y jengibre, todo hay que lavarlo.

Después pelamos  todos los ingredientes excepto las naranjas que las exprimiremos.

El zumo de la naranja, lo mezclaremos primero con el jengibre, batimos y posteriormente ponemos el zumo de zanahoria y el agua y volvemos a batir.

Recuerda que lo importante es batir bien el zumo de naranja con el jengibre y así evitaremos los grumos al mismo tiempo que nos aseguramos de  beber todas las propiedades de este.

Zumo de Zanahoria Sistema Inmunologico

A tener en Cuenta

Quien haya usado anteriormente jengibre ya sabe cuál es su sabor, hay que tener en cuenta que cuanto más exprimido mayor es el sabor, no es lo mismo poner unos trozos en una infusión en la que tú no te lo vas a comer pero ya notamos el sabor, a un zumo donde batimos el jengibre para tomarlo todo.

Por este motivo recuerda que si lo toman niños es mejor disminuir la dosis del jengibre o incluso puedes cortar unos trozos y dejarlos reposar con el agua para conseguir un poco de su sabor.

Leave A Reply

Your email address will not be published.