Mantener tu Salud con ayuda de las Infusiones.

Como Mantener un Buen Sistema Inmunológico

2

Aunque no se pueda prevenir completamente una enfermedad en su temporada, si puedes ayudar a tu sistema inmunológico aportándole a tu cuerpo una protección extra. Concéntrate en alimentos ricos en nutrientes y en comportamientos de estilo de vida saludables puede ayudarte a ti y a tu familia a estar un paso por delante.

Sistema Inmunologico

Nutrientes de apoyo al sistema inmunológico

Los siguientes nutrientes juegan un papel en el sistema inmunológico y se pueden encontrar en una variedad de alimentos:

  • El betacaroteno se encuentra en alimentos vegetales, como las patatas dulces, las espinacas, las zanahorias, el mango, el brócoli y los tomates.
  • Los alimentos ricos en vitamina C incluyen los cítricos, las bayas, los melones, los tomates, los pimientos y el brócoli.
  • La vitamina D se encuentra en los pescados grasos y en los huevos. La leche y los jugos 100% fortificados con vitamina D también son fuentes de este importante nutriente.
  • El zinc tiende a absorberse mejor de fuentes animales como la carne de vacuno y los mariscos, pero también se encuentra en fuentes vegetarianas como el germen de trigo, los frijoles, las nueces y el tofu.
  • Los probióticos son bacterias «buenas» que promueven la salud. Se pueden encontrar en productos lácteos cultivados como el yogur y en alimentos fermentados como el kimchi.
  • Las proteínas provienen de fuentes tanto animales como vegetales, como la leche, el yogur, los huevos, la carne de vacuno, el pollo, el marisco, los frutos secos, las semillas, las judías y las lentejas.

Modo Equilibrado

Para ayudar a mantener tu  sistema inmunológico saludable durante todo el año, debes de tener  un plan de alimentación equilibrada, un sueño adecuado y aunque no parezca algo serio, tener controlado el estrés.

Toma entre cinco o siete porciones de verduras  y frutas diariamente para obtener vitaminas, minerales y antioxidantes que puedan apoyar la salud inmunológica.

Una buena higiene y el lavado de manos ayudan a prevenir la propagación de los gérmenes. Recuerda lavar los productos antes de comerlos o usarlos en las recetas. Limpie los vasos, tenedores, cucharas y otros utensilios para reducir la propagación y el crecimiento de las bacterias.

Encuentra formas saludables y apropiadas para hacerle  frente al estrés, como la meditación, escuchar música o escribir, Infusiones para dormir, etc. La actividad física también es una gran manera de ayudar a manejar el estrés y puede ayudar a reducir el riesgo de algunas enfermedades crónicas que podrían debilitar aún más su sistema inmunológico.

La falta de sueño contribuye a una variedad de problemas de salud, como un sistema inmunológico debilitado. Se recomiendan de siete a nueve horas diarias para los adultos, y los niños necesitan de ocho a 14 horas, dependiendo de su edad. Tienes que tener en cuenta que la falta de sueño al mismo tiempo puede provocar estrés el cual nos hace cambiar nuestro estilo de vida tanto en nuestras rutinas, como en la alimentación.

Leave A Reply

Your email address will not be published.