Mantener tu Salud con ayuda de las Infusiones.

Dormir Bien: Algunos Alimentos que Pueden Ayudarte

0

Conseguir dormir bien  es un placer que muchos no tenemos en cuenta ya que esto afectara a la salud general de nuestro cuerpo.

Unas buenas horas de sueño y conseguir dormir bien puede reducir el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades crónicas, mantener el cerebro sano y reforzar el sistema inmunológico.

Por lo general, se recomienda dormir bien entre 7 y 9 horas ininterrumpidas cada noche, aunque a muchas personas les cuesta mucho trabajo dormir lo suficiente.

Para conseguir conciliar el sueño mejor, hay algunas estrategia que podemos adoptar para conseguirlo, como en este caso cambiar la dieta. Sabemos que hay algunos alimentos o bebidas que tienen propiedades que promueven el sueño.

Alimentos que nos Ayudaran a Dormir  Bien

Almendras

Almendras para Dormir

Las almendras son un tipo de nuez de árbol con muchos beneficios para la salud.

Son una excelente fuente de muchos nutrientes, ya que 1 onza (28 gramos) de los frutos secos tostados contiene el 18% de las necesidades diarias de fósforo de un adulto y el 23% de la riboflavina.

También proporciona el 25% de las necesidades diarias de manganeso para los hombres y el 31% de las necesidades diarias de manganeso para las mujeres.

El consumo regular de almendras se ha asociado con menores riesgos de algunas enfermedades crónicas, como la diabetes de tipo 2 y las enfermedades cardíacas. Esto se atribuye a sus saludables grasas monoinsaturadas, fibra y antioxidantes.

Los antioxidantes pueden proteger sus células de la inflamación dañina que puede conducir a estas enfermedades crónicas.

Se ha afirmado que las almendras también pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño. Esto se debe a que las almendras, junto con otros tipos de frutos secos, son una gran fuente de la hormona melatonina. La melatonina regula el reloj interno y envía señales al cuerpo para que se prepare para el sueño y asi dormir bien.

Se cree que el papel del magnesio en la promoción del sueño está relacionado con su capacidad para reducir la inflamación. Además, puede ayudar a reducir los niveles de la hormona del estrés cortisol, que se sabe que interrumpe el sueño.

El Pavo

Es alto en proteínas, con el pavo asado proporcionando casi 8 gramos de proteína por onza (28 gramos). La proteína es importante para mantener los músculos fuertes y también regular el apetito.

Además, el pavo es una fuente modesta de algunas vitaminas y minerales, como la riboflavina y el fósforo. Es una excelente fuente de selenio, con una porción de 3 onzas que proporciona el 56% del valor diario.

El pavo tiene algunas propiedades que explican por qué algunas personas se cansan después de comerlo o piensan que fomenta la somnolencia. Lo más notable es que contiene el aminoácido triptófano, que aumenta la producción de melatonina.

La proteína del pavo también puede contribuir a su capacidad de promover el cansancio. Hay pruebas de que el consumo de cantidades moderadas de proteínas antes de acostarse se asocia con una mejor calidad del sueño, incluyendo el hecho de que se despierte menos durante la noche.

La Manzanilla

Un conocido como es el té de manzanilla nos puede ofrecer una gran variedad de beneficios.

Es bien conocido por sus flavones. Los flavones son una clase de antioxidantes que reducen la inflamación que a menudo conduce a enfermedades crónicas, como el cáncer y las enfermedades cardíacas.

También hay alguna evidencia de que beber té de manzanilla puede estimular el sistema inmunológico, reducir la ansiedad y la depresión, y mejorar la salud de la piel. Además, el té de manzanilla tiene algunas propiedades únicas que pueden mejorar la calidad del sueño.

Específicamente, el té de manzanilla contiene apigenina. Este antioxidante se une a ciertos receptores en el cerebro que pueden promover la somnolencia y reducir el insomnio.

Kiwi

Una rica fruta baja en calorías y muy rica en nutrientes.  Una fruta contiene sólo 42 calorías y una cantidad significativa de nutrientes, incluyendo el 71% de la VD para la vitamina C. Proporciona a hombres y mujeres el 23% y el 31%, respectivamente, de la vitamina K que necesitan cada día.

Contiene una cantidad decente de folato y potasio, así como también varios oligoelementos.

Además, el consumo de kiwis puede beneficiar su salud digestiva, reducir la inflamación y disminuir el colesterol. Estos efectos se deben a las altas cantidades de fibra y antioxidantes carotenoides que proporcionan.

Según estudios sobre su potencial para mejorar la calidad del sueño, los kiwis también pueden ser uno de los mejores alimentos para comer antes de dormir y conseguir dormir bien.

Zumo de Cerezas

Un zumo como este nos aporta una cantidad impresionante de beneficios a parte de hacernos dormir bien.

En primer lugar, proporciona cantidades modestas de algunos nutrientes importantes, como el magnesio y el fósforo. También es una buena fuente de potasio.

Una porción de 8 onzas (240 mililitros) contiene el 17% del potasio que una mujer necesita cada día y el 13% del potasio que un hombre necesita cada día.  Además, es una fuente rica en antioxidantes, incluyendo antocianinas y flavonoles.

El zumo de cereza también es conocido por promover la somnolencia, e incluso ha sido estudiado por su papel en el alivio del insomnio. Por estas razones, beber jugo de cereza agria antes de dormir puede mejorar la calidad del sueño, por lo que se convierte en una buena bebida para probar si queremos dormir bien.

Esto se debe a sus grandes cantidades de melatonina.

Pescado Graso

Pescado como el salmón, el atún, la trucha y la caballa, son abundosos en vitamina D, omega-3 y también el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).

El EPA y el DPA son conocidos por reducir la inflamación. Además, los ácidos grasos omega-3 pueden proteger contra las enfermedades cardíacas y mejorar la salud del cerebro.

La combinación de los ácidos grasos omega-3 y la vitamina D en los pescados grasos tiene el potencial de mejorar la calidad del sueño, ya que se ha demostrado que ambos aumentan la producción de serotonina.

Comer unos cuentos gramos  de pescado graso antes de ir a la cama puede ayudar a conciliar el sueño más rápidamente y a dormir bien durante más tiempo. Se necesitan más estudios para llegar a una conclusión definitiva sobre la capacidad de los pescados grasos para mejorar el sueño.

Nueces

Nueces para dormir

Son abundantes en muchos nutrientes, proporcionando más de 19 vitaminas y minerales, además de 1,9 gramos de fibra, en una porción de 1 onza (28 gramos). Las nueces son particularmente ricas en magnesio, fósforo, manganeso y cobre.

Además, las nueces son una gran fuente de grasas saludables, incluyendo los ácidos grasos omega-3 y el ácido linoleico. También proporcionan 4,3 gramos de proteína por onza, lo que puede ser beneficioso para reducir el apetito.

Las nueces también pueden mejorar la salud del corazón. Se ha estudiado su capacidad para reducir los niveles altos de colesterol, que son un factor de riesgo importante para las enfermedades cardíacas.

Además, algunos investigadores afirman que el consumo de nueces mejora la calidad del sueño, ya que son una de las mejores fuentes de melatonina.

Para conseguir dormir bien hay que probar nuevas alternativas y todas ellas siempre que sean naturales.

Leave A Reply

Your email address will not be published.