Mantener tu Salud con ayuda de las Infusiones.

10 Beneficios de las Semillas de Chía para la Salud

5

Las semillas de chía se encuentran entre los alimentos más saludables del planeta. Están cargadas de nutrientes que pueden tener importantes beneficios para el cuerpo y el cerebro.

Aquí vamos con los 11 Beneficios de la Chía:

1. Las semillas de chía aportan una gran cantidad de nutrientes con muy pocas calorías

Las semillas de chía son diminutas semillas negras de la planta Salvia hispánica, emparentada con la menta.

Las semillas de chía fueron un alimento importante para los aztecas y los mayas en su día.

Las apreciaban por su capacidad de proporcionar energía sostenible. De hecho, «chía» es la antigua palabra maya para «fuerza».

A pesar de su antigua historia como alimento básico, las semillas de chía han sido reconocidas como un superalimento moderno sólo recientemente.

En los últimos años, su popularidad se ha disparado y ahora son consumidas por personas conscientes de su salud en todo el mundo.

No se deje engañar por su tamaño: estas diminutas semillas tienen un gran poder nutricional.

Una porción de 28 gramos de semillas de chía contiene

  • Fibra: 11 gramos.
  • Proteínas: 4 gramos.
  • Grasa: 9 gramos (5 de los cuales son omega-3).
  • Calcio: 18% de la IDR.
  • Manganeso: 30% de la IDR.
  • Magnesio: 30% de la IDR.
  • Fósforo: 27% de la IDR.
  • También contienen una buena cantidad de zinc, vitamina B3 (niacina), potasio, vitamina B1 (tiamina) y vitamina B2.

Esto es importantísimo ya que la cantidad de nutrientes por cantidad de producto es brutal. Con tan solo 28 gr aporta 137 calorías y un gramo de carbohidratos digeribles.

Por si fuera poco, las semillas de chía son un alimento integral que suele cultivarse de forma orgánica. Además, no son transgénicas y están libres de gluten.

2. Las semillas de chía están cargadas de antioxidantes

Otro aspecto en el que brillan las semillas de chía es su alto contenido en antioxidantes. Estos antioxidantes protegen las grasas sensibles de las semillas para que no se vuelvan rancias.

Aunque los beneficios de los suplementos antioxidantes son objeto de debate, los investigadores coinciden en que obtener antioxidantes de los alimentos puede tener efectos positivos para la salud.

Lo más importante es que los antioxidantes combaten la producción de radicales libres, que pueden dañar las moléculas celulares y contribuir al envejecimiento y a enfermedades como el cáncer.

Otro alimento que contiene grandes cantidades de antioxidantes es el Chocolate. Observa Los Beneficios del Chocolate Negro.

3. Casi todos los carbohidratos que contienen son fibra

La fibra no eleva el nivel de azúcar en la sangre ni requiere insulina para ser eliminada. Aunque pertenece a la familia de los carbohidratos, sus efectos sobre la salud son drásticamente diferentes a los de los carbohidratos digeribles como el almidón y el azúcar.

El contenido de carbohidratos digeribles es de sólo un gramo por onza (28 gramos), lo cual es muy bajo. Esto hace que la chía sea un alimento bajo en carbohidratos.

Debido a su alto contenido en fibra soluble, las semillas de chía pueden absorber hasta 10-12 veces su peso en agua, volviéndose gelatinosas y expandiéndose en el estómago.

En teoría, esto debería aumentar la sensación de saciedad, ralentizar la absorción de los alimentos y ayudarle a comer automáticamente menos calorías.

La fibra también alimenta a las bacterias amistosas de tu intestino, lo cual es importante: mantener tu flora intestinal bien alimentada es absolutamente crucial para la salud.

4. El alto contenido en fibra y proteínas de las semillas de chía puede ayudarte a perder peso

Muchos expertos en salud creen que las semillas de chía pueden ayudar a perder peso.

Su fibra soluble absorbe grandes cantidades de agua y se expande en el estómago, lo que debería aumentar la saciedad y ralentizar la absorción de los alimentos.

Varios estudios han examinado la fibra soluble glucomanana, que funciona de forma similar, demostrando que puede conducir a la pérdida de peso.

Además, la proteína de las semillas de chía podría ayudar a reducir el apetito y la ingesta de alimentos.

De hecho, un estudio descubrió que comer semillas de chía en el desayuno aumentaba la saciedad y reducía la ingesta de alimentos a corto plazo.

Sin embargo, los estudios que examinan la eficacia de las semillas de chía para la pérdida de peso han proporcionado resultados bastante decepcionantes.

En un estudio realizado en 90 personas con sobrepeso, 50 gramos de semillas de chía al día durante 12 semanas no tuvieron ningún efecto sobre el peso corporal o los marcadores de salud.

En otro estudio de 10 semanas en 62 mujeres, las semillas de chía no tuvieron ningún efecto sobre el peso corporal, pero sí aumentaron la cantidad de grasa omega-3 en la sangre.

Por el contrario, un estudio de 6 meses en personas obesas con diabetes de tipo 2 que seguían una dieta baja en calorías descubrió que comer semillas de chía a diario provocaba una pérdida de peso significativamente mayor que un placebo.

Semillas de Chia Beneficios

5. Las semillas de chía tienen un alto contenido en ácidos grasos omega-3

Al igual que las semillas de lino, las semillas de chía son muy ricas en ácidos grasos omega-3.

De hecho, las semillas de chía contienen más omega-3 que el salmón, gramo a gramo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los omega-3 que contienen son en su mayoría ALA (ácido alfa-linolénico), que no es tan beneficioso como se cree.

El ALA debe convertirse en las formas activas ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) antes de que el cuerpo pueda utilizarlo.

Por desgracia, los seres humanos son ineficientes a la hora de convertir el ALA en estas formas activas.

Por lo tanto, los omega-3 de origen vegetal tienden a ser muy inferiores a los de origen animal, como el aceite de pescado.

6. Las semillas de chía pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas

Dado que las semillas de chía tienen un alto contenido en fibra, proteínas y omega-3, pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Sus beneficios han sido examinados en varios estudios, pero los resultados no han sido concluyentes.

Los estudios con ratas han demostrado que las semillas de chía pueden reducir ciertos factores de riesgo, como los triglicéridos, la inflamación, la resistencia a la insulina y la grasa abdominal. También pueden aumentar el colesterol «bueno» HDL

Sin embargo, un estudio en humanos no detectó ninguna mejora en los factores de riesgo.

7. Tienen un alto contenido de nutrientes importantes para los huesos

Las semillas de chía tienen un alto contenido en varios nutrientes que son importantes para la salud de los huesos.

Entre ellos están el calcio, el fósforo, el magnesio y las proteínas.

El contenido de calcio es particularmente impresionante – 18% de la IDR en una sola onza (28 gramos).

Gramo a gramo, esto es más alto que la mayoría de los productos lácteos. Por ello, las semillas de chía pueden considerarse una excelente fuente de calcio para las personas que no consumen productos lácteos.

Sin embargo, las semillas de chía también contienen ácido fítico, que reduce la absorción del calcio en cierta medida.

8. Las semillas de chía pueden reducir los niveles de azúcar en sangre

Los niveles altos de azúcar en la sangre en ayunas son un síntoma típico de la diabetes tipo 2 no tratada.

Los niveles elevados de azúcar en sangre en ayunas se asocian a un mayor riesgo de padecer varias enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades cardíacas.

Pero los picos temporales en los niveles de azúcar en sangre después de las comidas también pueden tener efectos adversos para la salud cuando son excesivamente altos de forma regular.

9. Pueden reducir la inflamación crónica

La inflamación es la respuesta normal de tu cuerpo a una infección o lesión. La piel roja e hinchada es un ejemplo típico.

Aunque la inflamación ayuda a tu cuerpo a curarse y a combatir bacterias, virus y otros agentes infecciosos, a veces puede causar daños.

Esto se aplica principalmente a la inflamación crónica, que se asocia con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer.

La inflamación crónica no suele presentar signos visibles, pero puede evaluarse midiendo los marcadores inflamatorios en la sangre.

Diversos hábitos de vida poco saludables aumentan el riesgo de inflamación crónica, como el tabaquismo, la falta de ejercicio o una mala alimentación.

Por otro lado, ciertos alimentos saludables pueden reducir los niveles de marcadores inflamatorios en sangre.

10. Las semillas de chía son fáciles de incorporar a su dieta

Las semillas de chía son increíblemente fáciles de incorporar a su dieta.

Las semillas en sí tienen un sabor bastante suave, por lo que puedes añadirlas a casi todo.

Además, no es necesario molerlas como las semillas de lino, lo que hace que sean mucho más fáciles de preparar.

Se pueden consumir crudas, remojadas en zumo, añadidas a las gachas de avena, al pudín, a los batidos o a los productos horneados.

También se pueden espolvorear sobre los cereales, el yogur, las verduras o los platos de arroz.

Por su capacidad de absorber agua y grasa, pueden utilizarse para espesar salsas y como sustitutos del huevo en las recetas.

También pueden mezclarse con agua y convertirse en un gel.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.